La Demencia por cuerpos de Lewy es una de las causas más comunes de demencia en personas mayores. De hecho, tras el Alzheimer y la demencia vascular es la tercera causa de demencia más frecuente. Se caracteriza por la presencia de unas masas anormales de la proteína alfa-sinucleína a nivel cerebral (cuerpos de Lewy). Estos depósitos se acumulan en partes del cerebro que controlan la memoria, el pensamiento y el movimiento.

Al igual que el Alzheimer, es una enfermedad progresiva empeorando los síntomas lentamente. Las manifestaciones clínicas más frecuentes se relacionan con alteraciones fluctuantes en la atención, movimientos (lentitud, dificultad para caminar y rigidez muscular), pensamiento y conducta. Las alucinaciones visuales y el trastorno de conducta durante el sueño REM también son frecuentes.

El mayor factor de riesgo de la demencia con cuerpos de Lewy es la edad, la mayoría de las personas que la desarrolla es mayor de 50 años. Quienes tienen una historia familiar de demencia con cuerpos de Lewy también están en mayor riesgo.

Es frecuente su manifestación comórbida junto a la Enfermedad de Alzheimer y/o la demencia vascular.

Los pacientes con Demencia con cuerpos de Lewy suelen ser reacios a aceptar que tienen un problema y pedir ayuda. En la mayoría de los casos, son los familiares (habitualmente hijos o pareja) quienes solicitan atención especializada.

El abordaje clínico lo suele realizar un equipo multidisciplinar formado habitualmente por un neurólogo y un psiquiatra. En un número relevante de ocasiones la intervención del psicólogo clínico, un terapeuta ocupacional y un fisioterapeuta puede ser clave.

Por la similitud clínica con la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer, su orientación diagnóstica es difícil. Para intentar alcanzar su diagnóstico, es necesario llevar a cabo una exploración exhaustiva psicopatológica, física y neurológica, además de profundizar en los antecedentes personales y familiares. Suele ser necesaria la realización de diversas pruebas complementarias como analíticas sanguíneas, pruebas genéticas y pruebas de imagen cerebral (TAC o Resonancia Magnética). También es frecuente el uso de pruebas neuropsicológicas para la evaluación de las funciones cognitivas. Sin embargo, el diagnostico definitivo solo se obtiene tras el fallecimiento del paciente, al realizar una autopsia cerebral.

En lo que respecta al tratamiento, suele consistir en una combinación de farmacoterapia, psicoterapia (destacando la psicoeducación tanto a nivel individual como familiar), terapia ocupacional y fisioterapia (para los problemas motrices) acorde a las peculiaridades de cada paciente.

Obtener buenos resultados en el tratamiento de la demencia por cuerpos de Lewy, aunque no es curativo, es clave al influir sobremanera en el mantenimiento de la función mental por más tiempo, el control de las alteraciones conductuales y el retraso de la evolución de la enfermedad.

¿QUIERE SABER MÁS SOBRE LA DEMENCIA POR CUERPOS DE LEWY?

Si desea conocer más profundamente sobre la Demencia por Cuerpos de Lewy, le recomendamos la lectura del siguiente folleto divulgativo:

GUÍA PARA FAMILIARES DE PACIENTES CON DEMENCIA POR CUERPOS DE LEWY

Documento avalado por la Sociedad Española de Neurología y la Fundación del Cerebro orientado a familiares en el que se realiza una descripción de la Demencia por cuerpos de Lewy, así como una explicación de sus causas, manifestaciones clínicas, diagnóstico y consejos para el abordaje terapéutico.


¿CÓMO RESERVAR CITA PARA LA CONSULTA DEL DR. ÁLVARO MOLEÓN?

Para RESERVAR CITA llama por teléfono al 622290407 o reserve a través de Doctoralia.

Álvaro Moleón Ruiz – Doctoralia.es

SI TIENE ALGUNA DUDA CONTACTE EN EL 622 29 04 07 O RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO













    Comparte en tus redes