Las demencias son un grupo de enfermedades neurodegenerativas caracterizadas por una pérdida severa de diversas funciones psíquicas que conlleva una afectación importante de su funcionalidad a todos los niveles y una interferencia en su vida cotidiana.

Este tipo de patologías suelen presentar una naturaleza crónica y progresiva. Así, cuando el cuadro demencial está iniciándose, la afectación suele ser leve e insidiosa, pero cuando avanza la afectación puede llegar a ser grave adquiriendo el paciente una dependencia total de los demás.

Dentro de las funciones cognitivas superiores más comúnmente afectadas por un cuadro demencial encontramos:

Memoria, olvidando sobretodo los acontecimientos recientes. Cuando el cuadro se agrava pueden llegar a olvidar, por ejemplo, el nombre de algún familiar o amigo.

Atención/concentración, presentando despistes frecuentes..

Planificación

Orientación, estando en su vecindario y no sabiendo dónde se encuentran.

Capacidad de razonamiento y resolución de problemas.

Lenguaje, usando palabras poco comunes para referirse a objetos conocidos.

Percepción visual

Praxias, necesitando ayuda para realizar tareas que antes hacían solos.

A su vez, los sujetos demenciados pueden ver cómo cambia su personalidad (tendiendo a la apatía y retraimiento y exagerándose sus rasgos caracteriales), además de presentar alteraciones afectivas (los cuadros depresivos acompañantes son frecuentes) y episodios de alteraciones conductuales. También es frecuente que se afecte el ciclo del sueño, no durmiendo por la noche y presentando somnolencia durante el día. En algunos tipos de demencia también se afecta la psicomotricidad, presentando problemas con el movimiento o equilibrio. En casos avanzados es común la asociación de ideas delirantes de perjuicio o ruina.

Por el contrario, el nivel de conciencia no suele afectarse en los cuadros demenciales.

Se trata de un problema sanitario de gran relevancia, afectando actualmente al 5-10% de la población. Este porcentaje se incrementa en sujetos mayores de 80 años, alcanzando el 30%. Además, a corto plazo se espera un aumento de su prevalencia por el envejecimiento progresivo de la población.

En los últimos años se está investigando profundamente la etiología de los cuadros demenciales. De este modo, las causas capaces de originar una demencia son diversas, existiendo una serie de factores de riesgo, entre los que destacan:

Envejecimiento: es el factor más vinculado a su desencadenamiento, aunque también se observan demencias en población no geriátrica.

Hábito tabáquico

Consumo perjudicial de alcohol

Diabetes Mellitus

Hipertensión arterial

Genética: familiares de primer o segundo grado con demencia.

Entre las demencias más prevalentes encontramos:

También podemos encontrar las conocidas como demencias mixtas, que consisten en la combinación de dos o más tipos de demencias. De este modo, una persona puede padecer una enfermedad de Alzheimer junto a una demencia vascular.

Otras patologías que pueden causar cuadros demenciales o clínica similar son:

ENFERMEDAD DE CREUTZFELDT-JAKOB: trastorno poco frecuente.

ENFERMEDAD DE HUNTINGTON: trastorno hereditario caracterizado por su carácter progresivo.

ENCEFALOPATÍA TRAUMÁTICA CRÓNICA: provocada por constantes lesiones cerebrales traumáticas (por ejemplo, jugadores de rugby o boxeadores).

DEMENCIA ASOCIADA A VIH

A su vez, encontramos condiciones que producen síntomas similares a la demencia. Estas incluyen algunas deficiencias de vitaminas y hormonas, depresión, efectos de la medicación, las infecciones y los tumores cerebrales.

Los pacientes con demencia suelen ser reacios a aceptar que tienen un problema y pedir ayuda en un primer momento. En la mayoría de los casos, son los familiares (habitualmente hijos o pareja) quienes solicitan atención especializada.

El abordaje clínico de los cuadros demenciales lo suele realizar un equipo multidisciplinar formado habitualmente por un neurólogo y un psiquiatra. En un número relevante de ocasiones la intervención del médico de familia, psicólogo clínico y un terapeuta ocupacional puede ser clave.

Para un correcto diagnóstico, es necesario llevar a cabo una exploración exhaustiva tanto psicopatológica como física, además de profundizar en los antecedentes personales y familiares. Suele ser necesaria la realización de diversas pruebas complementarias como analíticas sanguíneas, pruebas genéticas y pruebas de imagen cerebral (TAC o Resonancia Magnética). También es frecuente el uso de pruebas neuropsicológicas para la evaluación de las funciones cognitivas.

En lo que respecta al tratamiento, suele consistir en una combinación de farmacoterapia (inhibidores de la colinesterasa, neurolépticos, antidepresivos…), terapia ocupacional y psicoterapia (destacando la psicoeducación tanto a nivel individual como familiar) acorde al tipo de demencia y las peculiaridades de cada paciente.

Obtener buenos resultados en el tratamiento de las demencias, aunque no es curativo, es clave al influir sobremanera en el mantenimiento de la función mental por más tiempo, el control de las alteraciones conductuales y el retraso de la evolución de la enfermedad.

¿QUIERE SABER MÁS SOBRE LAS DEMENCIAS?

Si desea conocer más profundamente sobre la demencia, le recomendamos la lectura de los siguientes folletos divulgativos:

PLAN INTEGRAL DE ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS (2019-2023)

Documento realizado por el Ministerio de Sanidad en 2019 en colaboración con relevantes asociaciones y sociedades vinculadas a las demencias en el que informa de la situación actual de estas enfermedades y el plan nacional diseñado para su abordaje a nivel nacional.


MANUAL PARA EL CUIDADOR DE PACIENTES CON DEMENCIA

Documento orientado a cuidadores y familiares en el que se realiza una descripción de las demencias, así como una explicación de sus causas, manifestaciones clínicas, diagnóstico y consejos para el abordaje terapéutico.


¿CÓMO RESERVAR CITA PARA LA CONSULTA DEL DR. ÁLVARO MOLEÓN?

Para RESERVAR CITA llama por teléfono al 622290407 o reserve a través de Doctoralia.

Álvaro Moleón Ruiz – Doctoralia.es

SI TIENE ALGUNA DUDA CONTACTE EN EL 622 29 04 07 O RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO













    Comparte en tus redes