El Trastorno Depresivo Mayor, Depresión Mayor o Depresión Unipolar es un tipo de trastorno depresivo caracterizado por la existencia de una reducción en la respuesta emocional frente a situaciones de teóricamente marcado calado emocional (indiferencia afectiva). Así, a diferencia del trastorno adaptativo o distimia, la exposición a estímulos agradables no varía su estado de ánimo. Esto hace que la principal queja de estos pacientes es la angustia ante el bloqueo emocional que padecen.

Además, el sujeto que padece una depresión mayor presenta durante al menos dos semanas: tristeza, sentimientos de desesperanza y de minusvalía, insomnio, pérdida de apetito, enlentecimiento psicomotor, pensamientos recurrentes de muerte o ideas autolíticas, síntomas físicos varios (molestias digestivas, cefalea, fatiga…), ansiedad elevada, etc.

Todo esto hace a este trastorno muy incapacitante para el que lo padece, con un efecto negativo sobre la funcionalidad y el bienestar. Además, son frecuentes las recaídas y la cronificación, asociándose a un incremento de la morbi-mortalidad, con una disminución de la esperanza de vida de 7-10 años.

La prevalencia de la depresión mayor oscila entre el 10 y el 20% de la población general. Por otra parte, la prevalencia a lo largo de la vida se sitúa entre un 15 y un 20%. La frecuencia es mayor en mujeres, así como en personas solteras y en personas con menor nivel educativo.

El abordaje clínico de la depresión mayor debe recaer en un psiquiatra. En un número importante de ocasiones, la colaboración de un psicólogo clínico es clave.

Para un correcto diagnóstico, es necesario llevar a cabo una adecuada entrevista clínica con el paciente y familiares. A diferencia de otros trastornos mentales, las pruebas complementarias no son de gran utilidad en su diagnóstico. En todo caso, sí estaría indicada la realización de una analítica sanguínea completa para descartar trastornos físicos que puedan producir clínica depresiva.

En lo que respecta al tratamiento, a diferencia del trastorno adaptativo y la distimia, el pilar fundamental lo constituye el tratamiento farmacológico con antidepresivos (ISRS, ISRN, antidepresivos tricíclicos…), el cual adquiere mejores resultados cuando se combina con psicoterapia cognitivo-conductual y psicoeducación. En todo caso, es importante individualizar el plan terapéutico en función de las peculiaridades de cada paciente.

En los casos de depresión mayor resistentes a tratamiento, es habitualmente necesario el tratamiento con Terapia Electroconvulsiva para poder alcanzar la recuperación/remisión clínica del paciente. Para este subgrupo reducido de pacientes, existe una experiencia clínica abundante y una bibliografía de alta calidad que avalan tanto su eficacia como su seguridad.

¿CÓMO RESERVAR CITA PARA LA CONSULTA DEL DR. ÁLVARO MOLEÓN?

Para RESERVAR CITA llama por teléfono al 622290407 o reserve a través de Doctoralia.

Álvaro Moleón Ruiz – Doctoralia.es

SI TIENE ALGUNA DUDA CONTACTE EN EL 622 29 04 07 O RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO













    Comparte en tus redes