La persona que padece un Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) presenta de forma vitalicia un patrón inflexible de pensamientos y comportamientos caracterizado principalmente por una marcada impulsividad e inestabilidad emocional.

Son personas que cambian frecuentemente en la forma de valorarse a sí mismas y a los demás y que tienden a hacer evaluaciones de forma extremista “o todo es bueno o todo es malo”.

A nivel afectivo, destaca la hiperemotividad pasando su ánimo de la tristeza más absoluta a la alegría inmotivada. Esto es lo que se conoce como “montaña rusa emocional”.

Suelen ser partícipes de relaciones interpersonales intensas e inestables, teniendo un umbral muy bajo a las frustraciones y a los límites, respondiendo frecuentemente con gran irascibilidad. Es común que este tipo de pacientes presente un sentimiento de vacío reiterado y comenten que se han sentido traicionados en numerosas ocasiones en su vida.

La relevante impulsividad que les caracteriza suele derivar en un consumo perjudicial de tóxicos, una promiscuidad sexual y la realización frecuente de autolesiones (el 70% realizan a lo largo de su biografía algún acto autolesivo en forma de cortes, ingestas medicamentosas voluntarias…).

Estas manifestaciones clínicas suelen alcanzar su punto máximo en los últimos años de la adolescencia o primeros años de la adultez, disminuyendo en intensidad generalmente a medida que se envejece. Estos sujetos en la niñez frecuentemente han sido etiquetados de hiperactivos y de adultos evolucionan hacia este trastorno.

Es una caracteriopatía que se da en el 2% de la población, tanto en hombre como en mujeres, aunque es más común que sean las mujeres las que pidan asistencia.ç

Es común la coexistencia de cuadros depresivos, el trastorno por uso de tóxicos (alcohol, cocaína, heroína, cannabis…) o la conducta suicida (el 8% consuman el suicidio)a lo largo de su evolución.

La causa de esta caracteriopatía es desconocida, aunque parece que factores genéticos y ambientales (abuso infantil, abandono en la niñez o adolescencia, conflictiva familiar…) están relacionados en su etiología.

A nivel terapéutico, la psicoterapia dialéctica conductual es la herramienta más útil para su tratamiento. Los pacientes pueden encontrar ayuda con la terapia psicológica tanto individual como grupal. La psicofarmacoterapia suele emplearse como complemento para intentar mejorar las oscilaciones anímicas o para los cuadros depresivos que frecuentemente se asocian. Un tratamiento a largo plazo con buena adherencia por parte del paciente es fundamental para alcanzar unos buenos resultados.

¿QUIERE SABER MÁS SOBRE EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD?

Si desea conocer más profundamente sobre el Trastorno Límite de la Personalidad, le recomendamos la lectura del siguiente folleto divulgativo:

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

Descripción del Trastorno Límite de la Personalidad, así como sus causas, manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento, las enfermedades comórbidas, la conducta suicida asociada y las últimas novedades en investigación.


¿CÓMO RESERVAR CITA PARA LA CONSULTA DEL DR. ÁLVARO MOLEÓN?

Para RESERVAR CITA llama por teléfono al 622290407 o reserve a través de Doctoralia.

Álvaro Moleón Ruiz – Doctoralia.es

SI TIENE ALGUNA DUDA CONTACTE EN EL 622 29 04 07 O RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO













    Comparte en tus redes