Los Trastornos de la Personalidad o caracteriopatías son un grupo de enfermedades mentales que se caracterizan por la persistencia de un patrón inflexible de pensamientos y comportamientos alejados de las expectativas de la cultura del que lo padece, provocando importante disconfort con uno mismo o con los demás.

Este tipo de trastornos afecta comúnmente a los distintos ámbitos de la funcionalidad (social, laboral y personal) del sujeto, dificultándole el afrontamiento del estrés y de los problemas del día a día.

No se conoce la causa exacta de los trastornos de la personalidad. Sin embargo, la genética y factores ambientales (como la educación o el sufrimiento de experiencias traumáticas en la niñez) pueden representar un papel importante en su etiología.

Encontramos distintos tipos de caracteriopatías:

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD CLÚSTER A: la característica común en estos sujetos es su perfil raro-excéntrico.

PARANOIDE

ESQUIZOIDE

ESQUIZOTÍPICO

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD CLÚSTER B: la característica común en estos sujetos es su perfil dramático-emocional.

HISTRIÓNICO

LÍMITE

NARCISISTA

ANTISOCIAL

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD CLÚSTER C: la característica común en estos sujetos es su perfil ansioso-temeroso.

EVITATIVO

DEPENDIENTE

OBSESIVO

A nivel clínico, los síntomas de cada trastorno de personalidad son diferentes, sobre todo de un clúster a otro. Además, es frecuente que los individuos presenten al mismo tiempo rasgos de varios trastornos de la personalidad en lugar de tipos puros. Esto es lo que se conoce como Trastorno Mixto de Personalidad.

Los pacientes con caracteriopatía suelen ser reacios a aceptar que tienen un problema. Para ellos, sus pensamientos son normales y muchas veces culpan a los demás de su problemática. En muchas ocasiones, comienzan a pedir ayuda especializada debido a sus dificultades en sus relaciones personales y/o su trabajo o por el padecimiento de un trastorno mental comórbido. Es frecuente su asociación con trastornos por uso de sustancias , trastornos depresivos y la conducta suicida.

Por regla general, el diagnóstico de este tipo de caracteriopatías no debe realizarse antes de los 18 años, una vez que se haya estructurado gran parte de la personalidad del sujeto.

El tratamiento suele consistir en una combinación de psicoterapia (terapia cognitivo-conductual preferiblemente) con psicofarmacoterapia (es frecuente el uso de varios tipos de fármacos), siendo un grupo de entidades clínicas que requieren de tiempo y constancia para comenzar a observar una modificación de los rasgos anómalos caracteriales.

¿CÓMO RESERVAR CITA PARA LA CONSULTA DEL DR. ÁLVARO MOLEÓN?

Para RESERVAR CITA llama por teléfono al 622290407 o reserve a través de Doctoralia.

Álvaro Moleón Ruiz – Doctoralia.es

SI TIENE ALGUNA DUDA CONTACTE EN EL 622 29 04 07 O RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO













    Comparte en tus redes